viernes, 23 de junio de 2017

+ Peregrinar por amor al arte +

La semana pasada veíamos como Nettie Wakefield se fija en el reverso de las cosas para encontrar un nuevo motivo que pintar. Guido Van Helten comparte su gusto por los retratos en blanco y negro y su marcado realismo. Pero él, en cambio, mira la vida muy de frente. Tanto, que es capaz de resolver retos que para nosotros serían imposibles. De hecho, sus pinturas enormes, ciclópeas, sobrepasan la denominación de “pintura mural” para convertirse en verdadera “pintura extrema”.

Van Helten nació en Australia. De artista callejero en Brisbane, durante su juventud, pasó a Lismore para estudiar Artes Visuales. Y de ahí a ciudadano del mundo. A continuación os adjunto imágenes de sus murales en Morelos (Méjico), Arkansas (USA), Brisbane (Australia), Limerik (Irlanda) y Reikiavik (Islandia).








En 2015 Van Helten pintó las imágenes de cuatro personas sobre unos silos de grano abandonados de más de 30 metros de altura, en Brim, a 360 kilómetros al noroeste de Melbourne. Tres campesinos de avanzada edad, otro joven, miradas cabizbajas, ropas de trabajo, hablan del abandono y la dureza del mundo rural. Para realizarlos utilizó una pistola de aire comprimido, esprays, rodillos triangulares y cepillos. Según el mismo afirma, tuvo que repensar su forma de trabajar para una empresa de tal envergadura y por la redondez del soporte. Cartografió digitalmente el mural en una computadora para ayudar a compensar dicha curvatura.

A las pocas semanas de su finalización, la pequeña población de Brim, de alrededor de 200 personas, empezó a dar la bienvenida a miles de visitantes que llegaban para ver la obra. Los lugareños pensaron “se calmará pronto, dejarán de venir”. Pero ya han pasado dos años y todavía no lo han hecho. ¿Qué motiva a la gente a recorrer tantos quilómetros, a adentrarse en el monótono paisaje de la Australia rural? Peregrinan por amor al arte.

A raíz de este éxito, se concedió una beca de 123,500 libras a la compañía de gestión de arte callejero Juddy Roller, para que otros artistas pintaran silos en la región. Así, en poco tiempo, han creado una galería de arte al aire libre que se extiende a lo largo del sureste Australiano.





- Semana 37 - Margalida G.


- Semana 37 - Silke


- Semana 37 - Silvia


- Semana 37 - Titi


- Semana 37 - Ángeles


- Semana 37 - Carmen


- Semana 37 - Coloma C.


- Semana 37 - Elena


- Semana 37 - Eva


- Semana 37 - Gloria


- Semana 37 - Isabel D.


- Semana 37 - Joana B.



- Semana 37 - Joana V.



- Semana 37 - Julia


- Semana 37 - Maike



- Semana 37 - Maria Antònia



viernes, 16 de junio de 2017

+ Retratos del revés +

Hace un par de semanas estábamos contemplando las instantáneas de Gueorgui Pinkhassov. En la primera de ellas afirmábamos cómo el autor nos recomienda dejar de mirar al frente, para fijarnos en lo que está ocurriendo arriba o abajo ¿Y detrás? Mirar detrás es lo que hace la artista londinense Nettie Wakefield (www.nettiewakefield.net). Nacida en 1987, estudió en el taller de Charles Cecil en Florencia, y también Arte en Chelsie, Historia del Arte en Leeds y un master de dibujo en Wimbledon. Apretado currículum el de esta joven con una aguda visión para los detalles. Utilizando un método de trabajo totalmente tradicional como es el grafito, ha convertido en familiar lo extraño, dando una vuelta de tuerca al género del retrato.

Cómo nos desvela nuestro cuero cabelludo. Las mujeres pasan horas en la peluquería para modelarlo a su gusto, con su estilo, y con el color que desean. Pero los hombres no se quedan atrás en su cuidado. Tupés como los que lucen los futbolistas, gominas, cremas capilares para evitar la caída, otra loción contra las odiosas canas… Ciertamente, todos nos reconoceríamos en una foto de nuestro cogote, tan preocupados estamos por nuestros pelos. Y bien está, porque nuestra cara refleja nuestro yo más íntimo, y el cabello es su marco. Wakefield recoge esta inquietud y la expresa con una delicadeza y un talento extraordinarios. Sus dibujos son elegantes, trabajados, precisos y a la vez llenos de atmósfera y delicadeza. Seguramente sólo los mismos retratados por la artista pueden reconocerse en sus pelos; es una galería de retratos sin nombre.










- Semana 36 - Pilar P.


- Semana 36 - Pilar G.


- Semana 36 - Silvia


- Semana 36 - Amalia


- Semana 36 - Anna S.


- Semana 36 - Bel


- Semana 36 - Clara


- Semana 36 - Coloma C.


- Semana 36 - Eva


- Semana 36 - Flor


- Semana 36 - Isabel D.


- Semana 36 - Joana B.


- Semana 36 - Julia


- Semana 36 - Magdalena


- Semana 36 - Maike


- Semana 36 - Maria Antònia


- Semana 36 - Montse


- Semana 36 - Natalia


- Semana 36 - Pía


viernes, 9 de junio de 2017

+ Pintura expandida +

Tamara Feijoo (www.tamarafeijoo.es) es una artista nacida en Ourense y licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Vigo. Su obra seduce por su carácter sutil e íntimo. En ella predominan los pequeños formatos, que nos obligan a acercarnos, detenernos y mirar con cierta lentitud. La artista comenta: “Mi obra se caracteriza principalmente por utilizar soportes muy cuidados y por el empleo de técnicas de dibujo y pintura tradicionales. Por medio de la representación figurativa, la selección significativa de los materiales utilizados y las intervenciones específicas en el espacio, en mis obras trato de indagar sobre cuestiones existenciales y transcendentes”.

De sus diferentes propuestas me llamó la atención las intervenciones efímeras que ha realizado en algunas de sus exposiciones, donde extiende el motivo sobre el muro que lo sostiene. Pintura expandida lo llama. Unos soportes a menudo humildes, como antiguos papeles amarilleados por el paso del tiempo, contienen el motivo que se dispersa sobre la pared, con un trabajo de dibujo delicado, preciosista. Los temas naturales cobran vida, a veces una vida inquietante, unidos a insectos que los habitan con toda naturalidad. Es como si la imaginación, que completa el asunto en nuestra mente, se materializara, se hiciera corpórea. Qué libertad la de superar el borde del papel, ya no hay límites para la mano del artista.