viernes, 20 de octubre de 2017

+ Más madera +

La anterior semana disfrutábamos contemplando las xilografías de Lars Erik Larsen, y hoy seguimos con una artista que utiliza la madera en su proceso creativo. Pero si en las xilografías de Larsen sólo se intuía el material debido a los rastros del buril perceptibles al entintar, con Martina Billi la apreciamos en toda su plenitud. Muchas veces os he recalcado en el taller que no tiene sentido pintar sobre madera si no hacemos presente el soporte de algún modo. Esto es así porque el lienzo es muchísimo más práctico que la madera… Tan pesada frente a la tela,  incómoda de transportar, aparatosa, cara. Sólo debemos emplearla si hay un motivo por el que valga la pena. Puede ser porque queremos un soporte que podamos tratar con agresividad, rascándolo, rayándolo, quemándolo, lijándolo, etc. O bien porque buscamos una base sólida para dibujar con el lápiz (u otro instrumento) sobre ella sin miedo a presionar con fuerza. O bien para que se vea la elegante veta que la ennoblece.

Este es el motivo por el que Billi la utiliza. Esta artista nació en Florencia en 1984, y allí se licenció en Bellas Artes. Como ella misma explica en su web (martinabilli.com), trabaja como ilustradora freelance en  Barcelona, Granada, Amsterdam y Madrid. Las técnicas que utiliza son variadas, según el efecto que pretende conseguir: tinta china, bolígrafo, pirograbado y serigrafía. Lo cierto es que sus fieras se integran en el soporte a las mil maravillas. Viven perfectamente en ese sólido ambiente, de vetas que atraviesan sus cuerpos como un tatuaje. Luego, según el entorno, puedes imaginar que son ondas del mar, curvas en la arena, niebla suave que se hace jirones. Los animales salvajes se vuelven cercanos, conocidos. Aunque los trazos del dibujo están siempre presentes, es una fauna llena de vida y sus miradas destilan profundidad. Todo un zoológico al alcance del bolígrafo.










+ Reflejos +

Esta noche nuestra compañera Natalia inaugura una exposición en Temple Natura, aquí en Palma, a partir de las 20,00 h. Va a exponer los últimos trabajos realizados estos meses, con una importante presencia del tema náutico. Estáis todos invitados.



- Semana 3 - Cati


- Semana 3 - Chiqui


- Semana 3 - Clara


- Semana 3 - Coloma C.


- Semana 3 - Gloria


- Semana 3 - Greta


- Semana 3 - Isabel D.


- Semana 3 - Joana B.


- Semana 3 - Julia


- Semana 3 - Magdalena


- Semana 3 - Marga P.


- Semana 3 - Mercè


- Semana 3 - Momo


- Semana 3 - Natalia


- Semana 3 - Rafa


- Semana 3 - Tutes


- Semana 3 - Aina D.


- Semana 3 - Ana S.


- Semana 3 - Ángeles


- Semana 3 - Bel


- Semana 3 - Carmen C.


- Semana 3 - Carmen G,


viernes, 6 de octubre de 2017

+ Madera y nieve +

Seguramente para huir de la canícula de agosto, marché al norte a ver a mi amigo Geir, a Noruega. Allí el paisaje es la obra de arte por excelencia, el museo al aire libre, especialmente cuando sale el sol (que no ocurre muy a menudo).

Pero también visité exposiciones de arte, entre ellas la de Lars Erik Karlsen (larseriklarsen.no). Nació en 1948 y ha vivido la mayor parte de su vida en las islas Lofoten, situadas por encima del Círculo Polar Ártico. Enamorado del paisaje que le envuelve, lo representa con colores intensos y enérgicos, como si mostrara el carácter íntimo de aquel ecosistema, su fuerza y poder. Para ello utiliza la técnica de la xilografía (grabado sobre madera) que ha ido perfeccionando con los años. Hay que pensar que cada color en una imagen de este tipo supone una plancha diferente, que ha tenido que ser vaciada con el buril para que se entinten sólo las superficies que no están rebajadas. Un trabajo complejo, laborioso y delicado, que Larssen ejecuta con la maestría de la experiencia. Además, el artista deja visible el rastro del buril en sus obras. Este efecto facilita, por un lado, el reconocimiento del procedimiento. Pero también le da un aspecto más vívido a la imagen, como si un suave movimiento balanceara las figuras. Su trabajo transmite la energía que se requiere para hacer frente al duro y largo invierno de noches eternas. Sus colores alegran el alma y hacen de puente hacia la anhelada primavera.










- Semana 2 - Maria Antònia


- Semana 2 - Mercè


- Semana 2 - Momo


- Semana 2 - Ángeles


- Semana 2 - Clara



- Semana 2 - Emma


- Semana 2 - Isabel


- Semana 2 - Joana B.


viernes, 29 de septiembre de 2017

+ Nitx del Art +

El sábado pasado se celebró la Nit del Art en Palma, acontecimiento que inicia la temporada de otoño en las galerías de la capital. Por compromisos familiares no pude disfrutar del evento, pero no os creáis que este verano no he contemplado muestras similares. De hecho, en muchos pueblos de Mallorca se aprovecha el calor veraniego y la afluencia de turistas para sacar el arte a la calle. En concreto, visité las muestras de Felanitx y Binissalem. Muchos de vosotros llegáis al taller después de un verano de descanso sin saber muy bien por dónde retomar el trabajo. Así pues, de la primera muestra os he recogido una serie de obras que despertaron mi interés. Las adjunto por si os sirven de inspiración. He seleccionado obras realizadas en distintos soportes y materiales, para que veáis la libertad con que los artistas se expresan, y las múltiples posibilidades de cada técnica.

Empezamos con Jaume Canet y esta elegante escultura de hierro, donde el inestable equilibrio busca convertir el pesado metal en una grácil naturaleza.



Pepe Cañabate nos ofrece una fotografía de marcado carácter Mediterráneo.



Inma Fierro utiliza el óleo de manera poco ortodoxa, sacando partido de su transparencia y ductilidad para crear una abstracción con múltiples veladuras.



Félix Coll hace un alarde de paciencia y precisión con este retrato, grafito 2B y 4B sobre papel de 200 gr.



Toni Crespo juega con imágenes de la tradición en esta técnica mixta, formada por seis piezas que se unen en un conjunto con una potente carga gráfica.



Juan Antonio Cerezuela está preocupado por la saturación de la información en el mundo actual y titula su instalación “Big Silent Data: minutos de silencio en google”.




Claudia Roennberg nos presenta un elegante y pulcro collage en blancos y grises.



Por último, este sorpredente retrato está realizado sobre un soporte de largos clavos pintados, y encapsulado en un metacrilato transparente. No conseguí averiguar el nombre de su autor.